News

Fentanilo, migración ilegal y armas: la agenda de Blinken en México

El jueves, los principales funcionarios del gabinete del presidente Joe Biden tratarán de establecer un frente unido con el gobierno de México en una serie de reuniones que se celebrarán en la capital mexicana y estarán enfocadas en temas como el tráfico de narcóticos y de armas, así como la migración ilegal.

Los funcionarios estadounidenses —el secretario de Estado, Antony Blinken, el de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, y el fiscal general, Merrick Garland— llegaron a Ciudad de México la tarde del miércoles. Están muy enfocados en reforzar los esfuerzos conjuntos con México con el fin de detener el flujo de fentanilo, la sustancia mortal que causa estragos en comunidades de todo Estados Unidos.

Las autoridades estadounidenses y mexicanas han subido el tono del discurso crítico centrado en la mejor forma de bloquear el tráfico de la droga sintética, que está ocasionando que disminuya la esperanza de vida en Estados Unidos.

“Todos los días, los hombres y mujeres del Departamento de Justicia trabajan incansablemente para atender los tres retos principales que discutiremos en las reuniones: fentanilo, contrabando de armas de fuego y tráfico de personas”, dijo Garland el miércoles en un comunicado enviado a The New York Times.

“El fentanilo que se trafica hacia Estados Unidos es la amenaza de narcóticos más mortífera que hemos enfrentado”, añadió. “Para combatirla, vamos contra todos los eslabones en las redes de tráfico de fentanilo de los cárteles, en todas las etapas y en todas partes del mundo”.

Durante su visita, Garland, Mayorkas y Blinken se reunirán con varios funcionarios mexicanos, entre ellos el presidente Andrés Manuel López Obrador; su secretaria de Relaciones Exteriores, Alicia Bárcena Ibarra; y su secretaria de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez.

Está previsto que los funcionarios de ambos países realicen una rueda de prensa en la tarde del jueves, pero no se espera que anuncien nuevas políticas bilaterales.

En las últimas semanas, las autoridades estadounidenses han presionado a México con el fin de que invierta más recursos para interceptar los químicos precursores del fentanilo que se envían desde China hasta los puertos mexicanos. El gobierno de Biden también quiere que las autoridades mexicanas persigan los laboratorios donde se produce. Sin embargo, López Obrador ha negado que el fentanilo se fabrique en México.

Ambos países también van a tratar de mejorar su estrategia para detener la migración ilegal en el hemisferio occidental, una de las principales vulnerabilidades políticas de Biden de cara a la campaña presidencial de 2024.

En septiembre, los funcionarios de la Patrulla Fronteriza de EE. UU. registraron más de 200.000 detenciones de migrantes que cruzaron de manera ilegal la frontera con México, la mayor cifra mensual en lo que va de 2023. El número incluye unas 50.000 detenciones de venezolanos, según un funcionario gubernamental pidió mantener su anonimato para poder confirmar datos preliminares. Anteriormente, CBS News había divulgado las cifras de cruces fronterizos.

Mientras la llegada de migrantes ha saturado a las comunidades fronterizas y a ciudades por todo Estados Unidos, el gobierno de Biden se ha ido apoyando más en México y los países de Centroamérica con el fin de crear vías legales para los inmigrantes, así como para reforzar su propia seguridad fronteriza y evitar que la gente emprenda la travesía hacia el norte.

“Sin duda, el gobierno de Biden hablará de sus esfuerzos para que el procesamiento suceda más lejos de la frontera”, comentó Andrew Rudman, director del Instituto México en el Centro Wilson, una institución de investigación sin afiliación partidaria con sede en Washington. Rudman dijo que es muy posible que los funcionarios discutan el llamado de López Obrador a organizar una cumbre sobre migración entre países latinoamericanos. El año pasado, el mandatario mexicano desdeñó una reunión similar que organizó Biden.

Las críticas hacia Biden por parte de los integrantes de su propio Partido Demócrata han ido aumentando al tiempo que aumentan los cruces fronterizos.

Esta semana, el gobernador de Illinois, J. B. Pritzker, escribió una carta al mandatario estadounidense en la que decía: “La falta de intervención y coordinación del gobierno federal en la frontera ha creado una situación insostenible para Illinois”. Y Eric Adams, el alcalde de Nueva York, ha estado criticando al gobierno de Biden durante meses advirtiendo que las decenas de miles de migrantes recién llegados van a agotar los recursos del municipio. Adams también viaja a México y Sudamérica esta semana.

En una visita a Texas, antes de su viaje a Ciudad de México, Blinken proyectaba optimismo sobre la posibilidad de establecer una alianza con México con el fin de desarrollar soluciones para la crisis.

“Debo decir que es probable que ahora tengamos más cooperación con México, que desde que empecé con esto”, dijo Blinken.

México también ha estado presionando al gobierno de Biden para que tome más medidas a fin de detener el contrabando de armas de Estados Unidos a México. Sin embargo, las autoridades de EE. UU. dijeron que las leyes estadounidenses facilitan la compra y reventa de armas de fuego.

Zolan Kanno-Youngs es corresponsal en la Casa Blanca y cubre una variedad de temas nacionales e internacionales de la Casa Blanca de Biden, incluida la seguridad nacional y el extremismo. Se unió al Times en 2019 como corresponsal de seguridad nacional. Más de Zolan Kanno-Youngs

Eileen Sullivan escribe sobre el Departamento de Seguridad Nacional, con especial atención a la migración y el cumplimiento de la ley. Más de Eileen Sullivan


Related Articles

Back to top button